¿Qué hay detrás de un perfil en una red social? Una reflexión sobre The Circle

Hace menos de una semana Netflix completaba su catálogo con la segunda temporada estadounidense de The Circle. Este formato que ha triunfado por todo el mundo ya tiene dos temporadas en Estados Unidos, una en Brasil y otra en Francia. Esta mezcla de Gran Hermano, Catfish y una pizca de Black Mirror ha roto los esquemas de muchos espectadores ofreciendo una visión totalmente actualizada y nueva de un reality.

Si analizas un poco el programa te darás cuenta de que es una especie de experimento sociológico adaptado a los jóvenes (o no tan jóvenes) en la era de las redes sociales. Y es que durante la experiencia, los concursantes no se llegan a conocer en persona sino que lo hacen a través de una red social llamada The Circle, que lo único que presenta de cada uno es un perfil cómo el de Instagram. Es decir, los concursantes solo podrán ver las fotos que suban los demás y todos hablarán por un chat grupal y podrán crear también chats privados. El giro que da esta producción es que cada participante podrá elegir si quiere crearse un perfil verdadero o falso, ya que ganará quién más popular sea entre los concursantes y mejor caiga.

Debido a todo esto hay participantes a los que les da miedo mostrar su verdadero yo o que creen que fingiendo ser otra persona podrán ser más populares. Y aunque estemos hablando de un concurso esto es un gran reflejo en la vida real, por eso Natalia Muñoz, psicóloga de Alicante no es explica un poco más como este juego es la realidad de muchas personas tras su perfil.

La Tangente #24: The Circle Season 2 Ep 1-4 - ¿¡En Serio!?
Concursantes de The Circle 2

En la vida real y sobre todo para las generaciones más jóvenes sigue habiendo un gran miedo a ser juzgado por lo que muestras en tus posts. Muñoz nos cuenta que tras perfiles falsos para no mostrarte tal como eres hay diversas investigaciones en las que se han analizado que detrás de estos perfiles hay un miedo a ser criticado, a exponerse a los demás y parecer más vulnerable, y el perfil falso actúa como una red de protección para estas personas. Seguramente detrás de estos perfiles se personas con baja autoestima, inseguridad y que les de miedo mostrarse tal cómo son.

No es coincidencia que todos los concursantes del programa y también la gran mayoría de los usuarios de las social media, muestran sus mejores fotos, sus mejores outfits, su extrema felicidad y una visión bastante edulcorada de lo que es el día a día de alguien. Por lo que comprobamos, las personas tienden a mostrar solamente el lado positivo de sus vida en redes sociales y esto es una manera falsa de mostrarse en RRSS y crea un ideal de vida difícil de conseguir, por no decir imposible.

«Lo preocupante es que cada vez estas redes sociales son usadas por personas más jóvenes, que son más vulnerables a estas imágenes y esto provoca una expectativas y una comparación contaste de nuestra vida real con lo que se muestra en redes sociales. El origen podría encontrase en esta búsqueda de vida perfecta que promueve la sociedad que tan de moda esta últimamente. Lo que se conoce como el pensamiento “Mr. Wonderful”, dónde la vida es maravillosa y siempre positiva. Esto hace que no nos permitamos tener días malos y que estar mal no es válido, siendo esto un pensamiento distorsionado y nada más lejos de la pura realidad.» Las consecuencias de estas expectativas son repercusiones a nivel psicológico, baja autoestima, insatisfacción corporal, inseguridad, constante comparación, depresión, ansiedad, etc.

The Circle' Season 2 Cast's Instagram Profiles - See Them All
Chat de The Circle 2

Y es que lo importante en The Circle es ganarse la confianza y el cariño para llegar lo más lejos en el concurso, el problema de esto es que esos sentimientos suele ser falsos y simplemente buscando un interés, en este caso el premio. Aquí volvemos a reflexionar que el concurso se trata de estrategias para ganar puntos, algo estrechamente ligado a los «me gustas».

Natalia advierte que obsesionarse con las redes sociales puede llegar a convertirse en un problema, porque puede que nuestra vida dependa de un like. «Dónde se acabe cuestionando nuestra propia valía en función de nuestro contenido, buscar la aceptación del otro, pudiendo provocar problemas en la autoestima y la identidad de la persona. Al final obtener un “me gusta” activa la parte neuronal de nuestro sistema de recompensa, pudiendo crear adicción, ya que se convierte en un estimulo placentero. La persona que sube una foto se crea una expectativa sobre la reacción de los demás ante ella. Si esta foto no recibe la interacción deseada la persona puede ver afectada su valía, afectando como se comentaba anteriormente, a su autoestima.«

Por lo tanto hay que saber que The Circle es solo un juego que no debe convertirse en el modelo a seguir de las personas que buscan obtener popularidad de esta manera. Es importante ser consciente y separar lo que es la vida real de lo que se muestra en redes sociales, para que al final no se caiga en la tentación de dejarse llevar por las modas, expectativas y tendencias de internet, llegando a modificar la propia personalidad para encajar o castigándose a uno mismo por esa frustración de querer ser alguien con la vida perfecta que se vende tras la pantalla.

Por:

Alma Cremades Martínez

Lleno de vitalidad, en aspectos dulce pero también intenso, así es MOCCA. Puedes leernos tan rápido como si se tratara de una taza de tu café favorito.

Top 3 Stories

A %d blogueros les gusta esto: